Ten best practices for rescuing
Adaptado de La Red de Rescates de perros

El termino rescatista significa la persona que rescata perros y los cuida en su propia casa.

Conseguir o atrapar a un perro rescatado de su situación actual es lo principal en la mente de las personas que rescatan, Sin embargo, si el rescate de éste perro pone sus otros rescates en riesgo, no lo haga. Traer animales enfermos a su casa sólo se debe hacer si no pone en peligro la salud de los otros animales o niños bajo su cuidado. Un cuidado especial se debe tener con animales que muestran agresividad, siempre tome las precauciones de seguridad necesarias al manipular un animal enfermo o agresivo.

Rescatistas que llenan un formulario en toma a su perro han aceptado en el programa de BDLP se les hace una serie de preguntas como donde se guarda el perro, cuántos y qué tipo de otros animales se encuentran en el hogar, ¿hay niños en el hogar, etc.. Una distinción importante con nuestro programa es que todos los perros rescatados viven con el rescatista en su casa y no están confinados en un centro de la perrera o el embarque. Los perros se mantienen en jaulas durante largos períodos de tiempo no reciben la formación, la atención y el amor que necesitan para estar listo para su adopción.

Es por eso que siempre a nuestros rescatistas donde se guarda el perro, con el número de otros animales y de qué tipo, si interactúa con los niños en el hogar, etc..

Ser efectivo, es importante establecer límites realistas y evitar sentirse agobiado. Esto es cierto tanto como rescatista y como organización. Los recursos son escasos y deben usarse con cuidado para asegurarse de que los perros que son rescatados tienen la mejor oportunidad para su adopción. Enfocarnos en los que hemos salvado y saber que estamos haciendo una diferencia en las vidas de esos perros. No podemos salvarlos a todos!

Como organización, BDLP tiene financiamiento y presupuesto limitado en consecuencia. El costo por cada perro se calcula para cubrir el alimento, la medicina y la atención médica tanto dentro de BDLP y con nuestra red de Veterinarios. Estos costos deben ser cubiertos en forma mensual con el fin de mantener una buena relación de trabajo con nuestros proveedores. Como resultado, hay un límite de 50 perros en nuestro sistema en un momento dado.

Como rescatista, el perro rescatado puede estar en lista de espera por hasta 6 semanas. Mientras tanto, es su responsabilidad el cubrir los costos del alimento, vacunas y cualquier otro gasto médico que se pueda incurrir. Rescatar más de lo que puede financiar pone todas sus rescates en situación de riesgo.

Personas bien intencionadas a menudo rescatan a un perro, antes de pensar en lo que harán con él. El perro puede pasar de una mala situación a algo peor. Los perros de la calle necesitan estar en cuarentena durante 2 semanas al menos para asegurar que estén libres de enfermedades antes de que sean presentados a otros perros. Su plan de rescate debe incluir la atención adecuada, incluido el confinamiento, alimentación, tener agua disponible, proteccion, refugio, transporte, tratamiento, aseo y corte de pelo, y proveer de atención veterinaria oportuna cuando sea necesario para evitar el sufrimiento o trastorno de la salud.

Rescatar implica la detección y el tratamiento de enfermedades transmisibles y parásitos tan pronto como sea posible. Muchos perros rescatados están en extrema necesidad de atención médica. Muchos tienen garrapatas, pulgas y/o sarna . Estos parásitos pueden causar problemas médicos a largo plazo si no se tratan inmediatamente. Una vez que los parásitos se han erradicado entonces la prevención es la clave para mantener un perro sano.

Cuando los perros son aceptados en el programa BDLP son examinados a profundidad, se les hacen pruebas y se tratan incluyendo las vacunas. La cirugía de esterilización / castración se programa cuando es apropiado. La esterilización / castración proporciona beneficios físicos y mentales. Los animales que no son esterilizados / castrados pueden desarrollar hábitos de comportamiento negativos que se vuelven más difíciles de revertir conforme pasa el tiempo. Adicionalmente, ayuda a prevenir la propagación del tumor venéreo transmisible (TVT) común en nuestra zona.

Si la adopción es nuestro objetivo, y lo es, entonces las familias que buscan adoptar un perro tienen derecho a saber todo sobre el perro para que puedan tomar una decision informada. BDLP registra todos los procedimientos conocidos, fechas para todos los tratamientos administrados y las fechas de vencimiento para el cuidado en el futuro, tales como la desparasitación y vacunación. Las características de comportamiento del perro se registran, así como los cambios que evolucionan con el entrenamiento y la mejoría de la salud. Mantenemos un registro detallado del tipo de casa donde está el perro, cuántos otros perros tiene y de qué tipo, si estuvo en hogar temporal con gatos o niños pequeños y otros detalles que ayudan a colocar al perro en un hogar donde será amado por el resto de su vida.

Hay más animales callejeros y abandonados en La Paz y sus alrededores que cualquier organización pueda manejar. El costo y esfuerzo para salvar a los perros con problemas graves de salud o de comportamiento se acaban rápidamente con los fondos y abruma a los voluntarios. Un perro que es agresivo con otros animales o seres humanos no es adoptable. Tenemos disponibles clases gratuitas de entrenamiento semanales, pero los rescatistas necesitan trabajar con sus perros diariamente para prepararlos para su adopción. Los perros que no muestren mejoría se retiran del programa. Nuestra capacidad es 50 perros, nuestros fondos limitados deben asignarse a los perros que se pueden adoptar rápidamente. Esto suena duro, pero es la realidad de que hayan tantos perros en La Paz.

Rescatar perros es un esfuerzo de mucho estrés. Cuidarlos son 24 hora al día, 7 días a la semana de trabajo. Es importante no subestimar la cantidad de atención y el nivel de compromiso que es necesario para salvar vidas. El aspecto emocional y psicológico de rescatar y sobrepasarse de trabajo no debe ser pasado por alto por personas bien intencionadas en la comunidad quienes nos piden que hagamos más de lo que podemos. Es muy frustrante, ver a tantos perros con necesidad, y pedir a los pocos que rescatan en La Paz, que den hogar temporal y ayuden más de lo que ya hacen está fuera de lugar. La respuesta no es para que resuelvan los pocos que hacen más - es para que más personas participen y compartan la carga.

BDLP se compromete a encontrar un “Hogar para siempre” para cada uno de los perros en nuestro programa. Esto implica hacer una solicitud de adopción y entrevista minuciosa a los posibles adoptantes. Compartimos todos los aspectos médicos y de comportamiento del perro con los adoptantes para que podamos encontrar una familia que ame todo del perro - lo bueno y lo malo y que esté dispuesto a hacer el trabajo que requiere para ser buen dueño. No vamos a dar perros en adopción a menos que estemos seguros de que la adopción tendrá éxito. Una adopción fallida es mucho más agotadora emocionalmente y en los fondos económicos que si tomamos las medidas apropiadas para asegurar inicialmente que es la casa perfecta.

Los rescatistas confian a través de la experiencia, que las familias con quien sus perros van son las mejores casas que se podía esperar y que sus hermosos peludos estarán bien amados y bien cuidados.