Baja Dogs: Mission Impossible

Seis perros. 10 pilotos, 1500+ kilómetros de conducción. La misión: Llevar perros adoptados a sus nuevos hogares en medio de una pandemia. Aquí su historia.

Enfrentarse a una pandemia global con servicios al mínimo y viajes no recomendados, Baja Dogs La Paz tomó el desafío de llevar a seis de nuestros perros adoptados a sus nuevas familias. No fue nada fácil.

El viaje no fue diferente a una película de "Aviones, trenes y automóviles", donde se emplearon muchos medios de transporte para completar la tarea. La logística fue exigente., compleja y francamente bien loca a veces. Como de película, hubo algunos momentos chistosos, algunos frustrantes, y algunos momentos sensibles por los que los voluntarios pasaron en este viaje. Esta es su historia.

versión en inglés

versión en español

Mire el vídeo, y sigue leyendo el resto de la historia.

OroEstá adoptado pero no puede llegar a su casa

Baja Dogs La Paz opera una organización de rescate basada en dar hogar temporal en La Paz, BCS, México. Muchos de los perros que son rescatados aquí son adoptados en hogares en los Estados Unidos y Canadá.. Con tanta gente quedándose en casa, La crisis de Covid-19 trajo consigo una oleada de nuevas aplicaciones de adopción, lo cual es una gran noticia para cualquier organización de rescate. sin embargo, también trajo restricciones de viaje y cancelaciones de vuelos. Con más de quince perros adoptados y sin forma de llevarlos a sus nuevos hogares., necesitábamos ser creativos.

Nuestro equipo de transporte buscó ayuda en muchas organizaciones., pero todas operaban bajo los mismos desafíos y restricciones. La situación se veía bastante sombría. Estos perros habían sobrevivido al abuso., negligencia, heridas, y hambre. Se las arreglaron para sanar, salir adelante, e incluso ser adoptados! ¿Realmente pasaron por todo esto, solo para quedarse sin poder llegar a casa??

¿Puede esto realmente funcionar??

Finalmente, nos topamos con una organización llamada Aerobridge, y el equipo de Pilots N Paws. Después de muchos mensajes yendo y viniendo, el grupo organizó una misión. No sería fácil. Los aviones privados, con sede en California, tenían un alcance limitado, entonces el viaje requeriría varias etapas. Después de trabajar toda la logística de coordinar 10 pilotos y 10 aviones, teníamos un plan.

El único obstáculo que quedaba: los 900+ 1500 kilómetros de viaje por carretera a la frontera con México 1 de La Paz al cruce fronterizo México / Estados Unidos en Tecate en Baja California. Dos de nuestros voluntarios locales se ofrecieron a enfrentar el desafío con entusiasmo.!

Día 1: Nuestros de nuestros Rescatistas

A las 6:00 a.m., los rescatistas comenzaron a llegar al punto de encuentro en MX-1 en El Centenario, a las afueras de La Paz, con sus amados perros rescatados. Por todos lados hubieron lágrimas y sonrisas detrás de los cubrebocas cuando estas familias se despidieron de los perros que habían rescatado, alimentado, curado hasta recuperar su salud y amado. En el amanecer, se despidieron, y los perros fueron acomodados en una camioneta alquilada. Blackie, Sol y Chloe estaban en las jaulas grandes, y Olive, Oro y la pequeña Tita estaban en las jaulas medianas.

Salida y acomodo de los perros de BajaDogs
A las 6:00 a.m. Nos reunimos para subir a los perros en la camioneta para el viaje de 2 días.

Con una última ronda de lágrimas y fotos, nuestros voluntarios se iban. Almuerzos, comida para perro, agua para los voluntarios y los perros, todo lo que necesitarían para hacer el viaje fue empacado en la camioneta. No habría hoteles u otros servicios., más que gasolineras, a lo largo del viaje de dos días.

Los rescatistas de Baja Dogs se despiden
Nunca es fácil decir adiós…pero nuestros rescatistas saben que los perros irán a hogares maravillosos.

Después de un viaje de 10 horas, el equipo alcanzó su primera parada en Guerrero Negro, donde tuvimos la suerte de encontrar un lugar para que los perros pasaran la noche. Los perros fueron alimentados, se les dio agua, y pasearon. Naturalmente, Todos estaban un poco preocupados por todo lo nuevo que estaba sucediendo., pero nuestros perros de Baja Dogs son sobre todo adaptables, y lo tomaron todo con calma. Los perros pasaron la noche seguros, en sus jaulas, mientras los voluntarios dormían en la camioneta. Ninguna de las comodidades de casa en este viaje..

Día 2: Norte a la frontera

El segundo día comenzó temprano con salidas al baño para los perros.. Luego, de vuelta en la camioneta para el segundo día de manejo, otras once horas al norte hasta la frontera. Al final del día, aproximadamente una hora al sur de la frontera, la manada y sus líderes llegaron a una casita donde pasarían la segunda noche, cortesía de un amable amigo. El lugar fue perfecto, con más de un acre de patio cercado de forma segura donde los perros podrían estirar las patas después del largo viaje, corretear, y comer. Luego, de regreso a sus jaulas para pasar una buena y reparadora noche. El viaje aún no había terminado ...

Viaje en carretera por la Baja
Se necesitan 2 largos días para completar los 900+ 1500 km en coche desde La Paz hasta la frontera. No hay hoteles abiertos., entonces los perros fueron hospedados durante la noche, mientras nuestros conductores dormían en la camioneta.

Día 3: Pilotos y aviones

El tercer día fue planeado como un relevo, donde los perros pasaron de una mano capaz a otra, todos trabajando duro en el último tramo para llevarlos a casa. Nuestros voluntarios se levantaron temprano, los perros fueron subidos nuevamente a la camioneta y conducidos al cruce fronterizo de Tecate, donde se encontraron con nuestros voluntarios de California. Se trasladaron perros y jaulas de la camioneta a los vehículos que los esperaban. Se cargaron los suministros muy necesarios en la camioneta para el viaje de regreso a La Paz. El equipo de los Estados Unidos cruzó la frontera hacia California.

Subiendo todo para el regreso
Nuestros voluntarios estadounidenses se encontraron con la camioneta en Tecate y la cargaron con suministros para el viaje de regreso..

Después de una hora y media en coche, llegaron al pequeño aeropuerto internacional de Calexico, California. aquí, cinco de los perros abordarían tres aviones privados diferentes para el inicio de su último tramo, el viaje aéreo. La sexta cachorra, Sol, tuvo la suerte de ser adoptada en Los Ángeles, y tuvo el servicio VIP en primera clase en el auto de nuestros voluntarios.

Pilotos en Calexico
Serían 10 pilotos y 10 aviones para llevar a los perros a sus destinos finales. Los pilotos privados ofrecieron su tiempo., aviones y combustible para llevar a estos perros a casa.

Los aviones que despegaban eran todo un espectáculo., cinco perros rescatados en Baja tienen vuelos VIP a sus nuevos hogares, cortesía de algunos pilotos voluntarios muy dedicados, quienes donaron su tiempo, sus aviones y el combustible necesario para llevarlos a casa.

Aviones privados de los voluntarios
Gordon, nuestro voluntario ayuda a subir a los perros a los aviones..

La Misión ha Aterrizado!

Después de un día de viaje de catorce horas, el momento finalmente había llegado. En el aeródromo de Renton en Washington, las nuevas familias de los cinco perros se reunieron fuera de la cerca de seguridad, observando , y esperando que llegaran los aviones con su preciosa carga. Sin nunca antes haberse conocido, instantáneamente compartieron su emoción. Algunos sostuvieron letreros. Muchos lloraron. Estos adoptantes habían estado esperando pacientemente, algunos por meses, para conocer al nuevo miembro de sus familias.

Adoptantes de BajaDogs
Mientras tanto, los adoptantes se reúnen en un pequeño aeródromo en el estado de Washington, esperando conocer al nuevo miembro de sus familias.

Uno por uno llegaron los aviones, bajando del entre las nubes, y aterrizando en la pista. Los perros fueron bajados y sacados de sus jaulas., y llegaron a los brazos amorosos de sus nuevas familias. Cansados, un poco desorientados, pero lentamente sus colas comenzaron a moverse.

Las familias estaban extasiadas.! Esto puso fin a la larga espera para finalmente llevar al nuevo miembro de su familia a casa. Fue un momento memorable y emotivo..

Chloe conoce a su familia
Chloe conoce a su nueva familia.

Se Necesita un Equipo Extraordinario

El viaje de los perros se documentó en cada paso del camino utilizando un grupo de WhatsApp. Los voluntarios se mantuvieron en contacto con los rescatistas y los adoptantes., mandando actualizaciones y enviando fotos. Fue un poco como ver una increíble carrera, y de premio un nuevo miembro de la familia de cuatro patas. Una vez que aterrizó el último avión, todos nosotros detrás de escena pudimos respirar aliviados y sentirnos asombrados de que lo hayamos logrado.

Hay tantas personas que trabajaron largos días durante semanas para organizar este viaje.. Gracias a Aerobridge quien manejó la logística y nos puso en contacto con Pilots N Paws. Queremos enviar un enorme agradecimiento a los pilotos y a su organización por su generosidad. Todo su tiempo, los aviones y el combustible fueron donados.

Pero sobre todo fue el cuidado que tuvieron con nuestros perros lo que realmente se destacó. Si los conociste, sabrías instantáneamente que aman lo que hacen, y aman a estos animales aún más.

Muchas gracias a nuestros adoptantes que tuvieron la paciencia de aguantar hasta que pudiéramos encontrar una forma de llevar a sus perros a casa.. No podríamos hacer esto sin ustedes.

Muchas gracias al equipo de Adopción que trabajó tan duro para encontrar el hogar perfecto para estos cachorros.. A nuestro equipo de transporte, que tuvo la tenacidad de nunca dejar de buscar formas de organizar un transporte a pesar de los muchos desafíos y restricciones de viaje, les agradecemos. Y a todos los voluntarios que ayudaron a llevar a estos perros a casa, fue una odisea increíble.

Realmente se necesita mucha gente hasta para llevar a un perro a su hogar definitivo, donde su vida se transformará por completo.

¿Quiere ayudar a más perros a llegar a casa? Done aquí.

Baja Dogs La Paz es una organización totalmente voluntaria, y su donación va directamente a ayudar a rescatar y transportar perros a sus nuevos hogares.

[/cmsms_text