Periodontal disease

La enfermedad periodontal es la inflamación de las encías y los tejidos adyacentes a los dientes, debido a la presencia inusual de grandes cantidades de bacterias que provocan la acumulación de sarro.

A la larga, la enfermedad periodontal puede causar problemas graves en los dientes, que pueden llevar a perderlos o, más grave aún, afectar el hueso y producir fístulas que son agujeros o canales en los huesos que pueden conectar la infección dental con otros órganos y que es particularmente dolorosa.

¿Cómo prevenimos la enfermedad periodontal?

La mejor manera de evitar la enfermedad periodontal es a través de la limpieza.

Idealmente debemos cepillar los dientes de nuestros perros diariamente. Para ello, lo más importante es acostumbrar a nuestro perro a que le revisemos la boca, podemos hacer lo jugando, le podemos sujetar la boca y luego darle un premio o premiarlo cada vez que nos permita manipularle la boca, para que no resulte una experiencia dolorosa, incómoda o traumática.

Una vez que nuestro perro está acostumbrando a que le manipulemos la boca, podemos acostumbrarlo a que le cepillemos los dientes, existen diferentes tipos de cepillos, incluyendo unos que pueden colocarse en el dedo para que el perro se vaya acostumbrando. Existen también diferentes tipos de pastas de dientes formuladas específicamente para los perros, puesto que la pasta de diente para humanos puede incluso resultar tóxica para nuestros perros.

También es útil proporcionarles materiales duros para morder, ya sean juguetes diseñados expresamente para ello u otros productos tales como premios dentales.

La comida seca también ayuda a prevenir la enfermedad periodontal, al contrario de la comida húmeda que puede quedarse entre los dientes y promover la proliferación de bacterias.

Los perros adultos o geriátricos (mayores de 10 años), tienen más probabilidades de desarrollar esta enfermedad por lo que es muy importante limpiar diariamente sus dientes y llevarlos periódicamente a revisar al veterinario.

Algunos perros tienen problemas para desechar los dientes deciduos (o de leche) y es necesario que el veterinario los extraiga ya que su presencia permanente en la boca puede producir también acumulación de sarro y a la larga, una enfermedad periodontal.

¿Cómo identifico la enfermedad periodontal?


Si notamos que nuestro perro deja de comer, se toca la boca o tiene mal aliento, debemos revisar su dentadura.

Si los dientes se ven de color oscuro (amarillos o café), encías enrojecidas, o si notamos que están cubiertos de una placa dura, denominada sarro, es necesario llevarlo al veterinario para que lo revise.

Muchas veces es suficiente con retirar el sarro de los dientes de nuestro perro, pero esta actividad debe hacerse bajo anestesia y con equipo especial; también el veterinario puede evaluar si existen fístulas u otras condiciones que nos preocupen, con respecto a la salud bucal del perro.