Motion Sickness in Dogs

Esta semana estamos muy ocupados preparando el viaje de varios perros a la frontera. En esta temporada tan complicada, hemos tenido mucho éxito encontrando casa para nuestros perros, pero no hemos podido mandarlos a sus casas en Estados Unidos, así que –como es tiempo de reinventarnos, los vamos a llevar en un carro hasta la frontera (más de 1,600 km) y de ahí, unos de nuestros maravillosos voluntarios van a llevar algunos por tierra a Los Ángeles y otros volarán a Seattle.

Una de nuestras principales preocupaciones es que una de las perras se marea espantosamente y no queremos accidentes durante el viaje, así que nos estamos preparando para enfrentar el reto.

El mareo es una condición del sistema vestibular del oído medio, que es una serie de huesitos que funcionan como el giroscopio del teléfono y le dan información al cerebro acerca de la posición del cuerpo con respecto a la superficie del suelo. Este sistema de posicionamiento se alimenta de información visual y de la postura del perro.

Cuando, por alguna razón, el sistema se sobreestimula, envía información a los centros del cerebro que controlan el vómito en la médula oblonga con los resultados que todos conocemos.

El mareo se presenta sobre todo en perros jóvenes y afortunadamente pueden acostumbrarse a viajar en coche.

¿Cómo se que mi perro se marea?

Los perros mareados se sienten incómodos: se lamen los labios, babean, bostezan, se quejan, se esconden y finalmente, lo que ya sabemos: ¡vomitan!

Si reconocemos los signos anticipadamente, podemos evitar que vomiten, por lo que siempre es bueno observar a nuestros animales cuando viajamos con ellos.

¿Cómo acostumbro a mi perro a viajar en coche?

Primero hagan viajes cortos, y observen al perro. Si empieza a mostrar signos de incomodidad o mareo, pueden detener el vehículo, caminar un poco con el perro y dejar que se tranquilice. Y reiniciar el viaje.

Pueden ir incrementando la distancia y duración de los viajes paulatinamente.

Existen medicamentos que controlan estos estímulos y controlar los efectos indeseables del mareo, consulta con tu médico veterinario.